¿Cuánto dura el procedimiento de la Ley de Segunda Oportunidad?

No es posible calcular el tiempo exacto, ya que depende de cuestiones como la carga de trabajo del juzgado competente, pero si los mínimos y máximos habituales. El proceso suele tardar 3 meses (cuando se aprueba el AEP) y 1 año (cuando se concede el BEPI sin bienes que liquidar). Cuando hay bienes suele extenderse a unos dos años y si hay deuda pública se irá a un mínimo de 3 años. Además, si se aprueba a un plan de pagos, los efectos del proceso podrán extenderse durante los 5 años que establece el plan.

Tomar la decisión

La, cada vez menos desconocida, Ley es el mejor instrumento de negociación, aplazamiento, reducción y, en caso de insolvencia, eliminación de deudas disponible actualmente en España. Te permite procesar deudas de hasta cinco millones de euros. Aunque acogerse a la Ley tiene un coste, siempre será muy inferior al beneficio de acogerse.

Una vez tomada la decisión de acogerse es necesaria una preparación o fase preliminar. Es cierto que no todos somos iguales, ni psicológica, ni emocionalmente, pero  antes de empezar con el expediente, es necesario realizar ciertas acciones:

  • Abrir una cuenta bancaria en una entidad financiera con la que no hayas trabajado anteriormente
  • Dejar de pagar a todos los acreedores (todos son TODOS)
  • Conseguir, siempre que sea posible el dinero necesario para pagar todo el procedimiento.

El Expediente

Una vez firmada la nota de encargo de SECOND TIME, deberás aportar todos los certificados y la documentación a tu gestor de expedientes asignado.  Con esto, el equipo que lleva tu caso podrá trazar la mejor estrategia para tu caso.

Realmente, la velocidad de esta fase depende principalmente de ti. No es lo mismo si dispones de DNI electrónico o tienes que hacerlo todo presencialmente. Cada provincia maneja unos tiempos… En cualquier caso, es recomendable que vayas reuniendo:

  • Documentación personal. Nos referimos al DNI, certificados de nacimiento y matrimonio, libro de familia, sentencias de separación o divorcio, certificado de antecedentes penales…
  • Documentación económica. Tendrás que reunir nóminas y rentas, declaraciones de impuestos, certificados del Registro de la Propiedad, cuentas bancarias, contratos de compraventa, un inventario de bienes de valor…
  • También es importante que documentes tus gastos mensuales, especialmente si eres propietario y quieres intentar salvar tu vivienda habitual.

Por supuesto, lo mejor es que tengas preparado un listado de acreedores, detallando en la medida de lo posible tus deudas. Así mismo, deberás elaborar una relación de los gastos que necesitas para tu supervivencia (denominados créditos contra la masa).

Esta fase del procedimiento de segunda oportunidad no debería tardar más de un mes (en caso de tener DNI-e) o 45 días si lo haces todo presencialmente.

El AEP

Una vez formalizado el expediente ya puedes ir a firmar al notario. de por sí, la firma notarial, ya conlleva sus quebraderos de cabeza (a pesar de que SECOND TIME los minimiza todo lo posible), pero nada comparado con la elección del mediador. El mediador es elegido por riguroso orden de lista y la Ley establece sus honorarios (las tasas de mediación son realmente bajas), lo cual es bueno para el deudor, pero no tanto para los profesionales que lo representan (que «trabajan mucho» y «ganan poco»).

Una vez nombrado el mediador, comienza realmente el Acuerdo Extrajudicial de Pagos (AEP), cuya tiempo de duración va desde los 2 meses hasta un máximo de 6. ya que la Ley establece los tiempos de negociación y que sucede tanto si se alcanza como si no, un acuerdo con los acreedores.

¿Qué pasa si se alcanza el acuerdo? Pues que todo habrá terminado (siempre que cumplas los pagos acordados, claro)

El BEPI

Si no hay AEP, se da paso al concurso consecutivo. Y comienza la liquidación de los bienes (de haberlos) que finalmente acaba con la solicitud del BEPI o beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho.

El beneficio de exoneración te permite eliminar la parte de las deudas que no puedas cubrir en la liquidación. En algunos se insta el conocido como «Concurso Express» que es casi instantáneo, mientras que en otros casos queda sujeto a un plan de pagos (que puede llegar a durar 5 años).

Si no se demuestra mala fe y el auto de exoneración es definitivo todo acaba aquí.